WhatsApp Live

Porqué usar una crema solar diferente para la cara y para el cuerpo

list En: Farmacia En: comment Comentario: 0

El título de este post es ya de por sí, una declaración de intenciones. Y os estaréis preguntando: por qué. Pues porque si estás usando el mismo protector solar para la cara y para el cuerpo, déjanos decirte que no lo estás haciendo bien y las razones te las vamos a explicar aquí.

Lo primero de todo es saber que tener protectores solares en casa es un must del verano y en general, de todas las épocas del año. Durante todas las estaciones estamos expuestos a los rayos del sol con la diferencia de que la incidencia aumenta en ciertas épocas y nosotros vamos más o menos expuestos (llevando ropa de abrigo o un bonito bikini).

Aquí, dejamos de lado de momento a todas aquellas personas que tenemos la piel sensible, las que sabemos que es necesario tener un protector solar distinto para aplicar a nuestra cara y otro para el cuerpo

Pero, ¿qué hay del resto de personas que no padecen ningún tipo de irritación, sensibilidad o problema cutáneo? Seguro que en alguna ocasión os habéis aplicado el mismo producto para cara y cuerpo. Las razones pueden ser muchas y muy variadas: se te terminó el facial y no se lo quisiste pedir a tu amiga, olvidaste el facial en la bolsa de la playa, o simplemente echaste mano del corporal porque no tenías otro y lo que si cumples a rajatabla, es no exponerte al sol sin ningún tipo de protección (Bravo por ti, por cierto). 

¿Qué diferencias existen entre un protector solar facial y uno corporal?

Un protector solar que no sea específico para rostro pero que tenga un factor de protección alto (SPF 50+) evitará las quemaduras en el rostro igual que en el resto del cuerpo, pero la cara, de por sí exige un cuidado completamente diferente al resto. Es la parte de tu cuerpo que sueles exponer continuamente al aire libre, sobre todo cuando vas a tomar el sol.

Utilizar una crema facial protectora tiene una serie de ventajas respecto a utilizar una crema protectora para todo el cuerpo:

  • Suelen ser compatibles con otros productos de belleza que utilizamos, por ejemplo, las bases de maquillaje o los derivados del maquillaje en ojos y labios.
  • Si estás con algún tratamiento médico que agreda tu piel, no debes utilizar cualquier protector sino que precisas de uno específico compatible con tu rostro.
  • Suelen carecer de olor, algo bastante placentero en cuerpo pero no tanto en la cara.
  • No suelen dejar ese aspecto blanquecino tras la aplicación que deja la crema solar para el cuerpo.

Pero la principal diferencia por la cuál debes elegir distintos productos es su formulación. La cara es una de las zonas más grasas del cuerpo, por lo tanto los ingredientes elegidos deben ser muy bien escogidos y no vale una selección genérica.

Para llevar a cabo la formulación de un protector solar facial se tienen en cuenta las características anatómicas específicas de esta zona, siempre teniendo presente que puedan combinarse los filtros con activos, es decir, antimanchas, antirojeces, anti irritación cutánea… etc. Esta gama de productos suele presentar activos adicionales que cuidan nuestra cara, como agentes emolientes o extra hidratantes.

En definitiva, debes cuidar más tu cara que tu cuerpo en lo que a protectores solares se refiere. En la Farmacia Molino de la Vega tenemos una selección de protectores solares para rostro y cuerpo, entre los que encontrarás el que más se adapte a tu tipo de piel.

Etiquetas: crema solar cara cuerpo

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre